la pastoral

Razones bíblicas acerca del ayuno.
5. El Ayuno como Libertad contra el Juicio.
Los principios de Dios acerca de llevar a cabo sus ordenanzas son universales. Hay ejemplos en las Escrituras cuando hasta los pecadores eran perdonados porque habían seguido los mandamientos de Dios. El rey Acab, esposo de Jezabel es un perfecto ejemplo. Dios le hizo saber a este hombre que tan furioso estaba contra él. Y esto fue lo que sucedió (1 Reyes 21:27-29). El ayuno levantó juicio contra la vida de Acab. Otro ejemplo de libertad contra el juicio son los ninivitas (Jonás 3:5-10).
6. El Ayuno para Dominio.
Ayunos bíblicos fueron establecidos por el Señor para establecer el dominio de Dios, El primer Adán perdió dominio cuando comió lo que le había sido prohibido y el Segundo Adán ganó dominio cuando Él no comió (Lucas 4:1-4). Debemos entender que no fue necesario para Jesús, como hijo de Dios, el tener que ayunar para obtener el poder de Dios en Su vida. Pero como hombre, Él sabía que tenía que poner su aspecto carnal en sumisión, de tal manera que el poder de Dios fuera manifestó en Él (Lucas 4:14). También pudo Jesús declarar: “El Espíritu del Señor esta sobre mi…” (Lucas 4:18). Moisés recibe los mandamientos después del ayuno (Éxodo 24:18; 34:28).
La paz del Señor.
Francisco L. Fernández Martínez.